Los beneficios de la madera
1.- Beneficios Medioambientales
  • La Madera es la materia prima más ecológica: es un producto natural, que no requiere un proceso industrial en las sucesivas etapas de plantación, cultivo, mantenimiento y tala, y que no genera impactos ambientales significativos hasta su transformación.
  • La Madera es menos intensiva en consumo de energía: sus procesos de transformación (tala, transporte, aserrío, etc.) requieren en general mucha menos energía que los de otros materiales como el acero, el aluminio, los plásticos, el cemento, etc.
  • La Madera es reciclable: sus derivados no requieren de tecnología o procesos industriales sofisticados para su conversión en material para tableros, pasta de papel, serrines, biomasa, etc.
  • La Madera es biodegradable: ningún producto elaborado a partir de este material presentará problemas de contaminación de suelos, aguas o atmósfera.
  • La Madera contribuye a reducir el cambio climático: las extensiones forestales dedicadas a la silvicultura actúan, al igual que los bosques naturales, como sumideros de Carbono, fijando el CO2, que es el principal causante del “Efecto Invernadero” que provoca el calentamiento global. Adicionalmente, los productos elaborados con madera (muebles, suelos, paredes, marcos, etc.) mantienen el efecto de “almacenamiento del Carbono” durante toda su vida útil.
  • La Madera es sin duda el material de construcción más sostenible: numerosos estudios de ciclo de vida de los diversos materiales demuestran de forma fehaciente que sólo los derivados de la madera presentan emisiones netas negativas, frente a elementos de origen mineral o metálico. Por ejemplo: sustituir cemento por madera representa ahorrar entre 0,725 y 1,01 toneladas de CO2 por metro cúbico, dependiendo del tipo de hormigón; y la sustitución de ladrillos representaría un ahorro de 0,922 toneladas de CO2 por metro cúbico a favor de la madera. Los estudios de ahorro en emisión de dióxido de carbono sitúan entre 5 y 15 las toneladas de gases de efecto invernadero que pueden evitarse por cada casa construida con paredes de madera en vez de ladrillo y cemento. Y, en cuanto a los marcos, por cada 10 ventanas de madera se ahorra entre media tonelada de CO2 (en comparación con el PVC) y cuatro toneladas (si se compara con el aluminio). En términos generales, una vivienda media construida en madera en vez de con ladrillos reduce las emisiones de carbono en 10 toneladas, y si sólo un 10% de las viviendas europeas estuvieran construidas fuesen de madera, las emisiones se reducirían en 1,8 millones de toneladas, un 2% del total de emisiones europeas.
2.- Beneficios para la economía vasca y el empleo
  • El uso de la Madera contribuye a la creación de riqueza en el País Vasco: junto a los 20.000 pequeños propietarios forestales registrados en la Comunidad Autónoma Vasca, el sector forestal de primera transformación y la industria del papel agrupan a alrededor de 120 empresas, con un volumen de negocio anual que se sitúa en torno a los 440 millones de euros.
  • El uso de la Madera contribuye a la creación de empleo en el País Vasco: propietarios, rematantes, aserraderos y papeleras dan empleo a más de 3.000 trabajadores en la Comunidad Autónoma Vasca.
  • El uso de la Madera contribuye a mantener el Agro vasco: a pesar de tratarse de una ocupación muy minoritaria, el mantenimiento de la actividad del sector primario es esencial para el País Vasco desde numerosos puntos de vista (económico, alimentario, medioambiental, de ordenación del territorio e incluso cultural). La silvicultura supone, para muchos baserritarras, ingresos complementarios para explotaciones agrarias o ganaderas que, debido a sus reducidas dimensiones, plantean dificultades en cuanto a su rentabilidad.
3.- Beneficios sociales
  • El Bosque y la Madera son elementos consustanciales al País Vasco: la mitología, el deporte, la artesanía, la toponimia, la heráldica, los apellidos y otros muchos aspectos de nuestra cultura están íntimamente relacionados con los árboles, por lo que todo lo que contribuya a preservarlos redundará en el mantenimiento de nuestras tradiciones.
  • El Bosque contribuye a consolidar y mejorar la calidad del suelo: en orografías abruptas como la que es característica de buena parte del País Vasco, los terrenos arbolados evitan la erosión por efecto de la lluvia, además de propiciar una mayor biodiversidad.
  • El Bosque contribuye al ocio de la sociedad: montañismo, senderismo, trekking, caza, recolección de setas o de plantas silvestres son algunas de las actividades que están en íntima relación con la existencia de los bosques, que por lo demás constituyen un elemento paisajístico de primer orden.
  • El Bosque ha incrementado su importancia gracias a la silvicultura: el éxito que ha cosechado la actividad forestalista en el País Vasco ha hecho que hoy haya en el País Vasco mucha más superficie forestal que hace 100 años, y que por lo tanto las ventajas de todo orden que conlleva se incrementen. En Euskadi como en toda Europa, el uso de productos forestales ha tenido una incidencia directa en el incremento de las áreas arboladas.
4.- Beneficios técnicos para el Sector de la Construcción
  • La Madera es resistente al tiempo y a la meteorología
  • La Madera se puede utilizar tanto en interior como en exterior
  • El mantenimiento de la Madera no es especialmente costoso
  • La Madera no es un material frágil, ni fácilmente atacable por insectos o plagas
  • La Madera es muy moldeable y adaptable para el arquitecto
  • La Madera no es un material especialmente caro
  • La Madera es más estética, es un elemento orgánico y su contacto es cercano y agradable
  • La Madera no es un material válido únicamente para los chalets, y una casa de madera no es un capricho
  • La Madera, si se toman mínimas precauciones, no tiene por qué ser representar peligro de incendio En definitiva, en el Sector de la Construcción, la madera es un material de futuro: moderno, natural, renovable, fácil de manipular y agradable para el usuario de la vivienda.
5.- Garantía de Sostenibilidad: la certificación
  • Talar un bosque no es “anti-ecológico”: por el contrario, cuando un bosque se gestiona con criterios de sostenibilidad, es decir, garantizando su pervivencia a largo plazo, la tala es sólo una parte del proceso de regeneración del bosque.
  • Madera certificada, madera garantizada: es evidente que una masa forestal se puede gestionar de forma muy distinta. De ahí que, para garantizar a los consumidores de productos derivados de la madera que éstos proceden de bosques gestionados con criterios medioambientales, haya nacido la certificación forestal, que es un sello emitido por entidades independientes que supervisan el proceso. Es por eso que la exigencia de certificación a la madera consumida contribuye eficazmente a promover el Medio Ambiente y las buenas prácticas forestales.
 
© Copyright 2009, PEFC Euskadi
C/ Larrauri 1 B - 6ª planta (antiguo seminario, edificio central)
48160 Derio (Bizkaia)
Tfno.: 946 203 217 - Fax: 944 763 715
Web: Merkatu Interactiva

info@basoa.org